HOMENAJE AL CARPINTERO DE RIBERA

Mi padre Germán Triviño España (conocido por los quelloninos como “charcheta”) nació en la isla San Pedro al sur Quellón. No tuvo la posibilidad de estudiar porque en el lugar donde nació, no existía escuela. En el puerto donde vivía, llamado “Los Arrayanes”, pasaban a “hacer “Quelkün”, cuando el tiempo estaba muy malo, aquellas que viajaban al sur. Empezó a observar aquellas embarcaciones.

A los catorce años, hizo su primer bote, que no le quedó muy bien por la poca experiencia que tenía. Pero que “flotó” para su gran alegría y un tiempo después le compró el bote un “señor ricachón” de aquellos tiempos. Con ese dinero, se adquirió varias herramientas para poder así construir otras embarcaciones, que sería su segundo bote un poco más grande. Conversaba que para hacerle “las velas” al bote, le tomó prestadas unas sábanas de “creda” a mi abuelita.

Ese bote le quedó mejor construido, con el cual vino navegando desde San Pedro a Quellón. Así pasaron los años, día tras día trabajaba construyendo diversas embarcaciones. La embarcación más grande que construyó mi padre, fue de veinte metros. Las dimensiones de esta embarcación, contrataban con su primer bote.

Nombre

María Teresa Triviño Muñoz

60 años

Lugar de residencia

Quellón, Chiloé